-Un puñado de avena -Tres cucharadas de Azucar -Medio limón (si tienes la piel grasa) o agua (para piel normal o seca) *cepillo de dientes En una batidora introduce primero un puñado de avena, tres cucharadas de azúcar y tritúralo, al mezclar la avena y el azúcar proporcionarás una limpieza profunda pero suave que no va a dañar nuestra piel.  Ahora exprime medio limón en la mezcla, el limón es un astringente que limpia y purifica la piel, si lo usas aplicalo por la noche y usar un protector solar al día siguiente. Debes de mezclar todo bien para que quede una pasta uniforme. Con la cara limpia, y húmeda aplícalo con la mano, que también debe de estar limpia, formando círculos hacia fuera. Después retíralo con agua. *También puedes usar tu cepillo de dientes para exfoliar con más profundidad. *Si quieres tenerlo ya preparado tritura sólo la avena y el azúcar y añade limón o agua, según tu piel, cuando te lo vayas a aplicar. Después es conveniente usar un tónico o una crema hidratante.