El exterior no puede dictar nuestro proceder y menos nuestros sentimientos, claro para nosotros es indispensable actuar, hacer lo que toca hacer y no esperar que todo llueva del cielo. Con la ineriorizacion tenemos las herramientas pero hay que ponerlas funcionar