Por un momento deja de lado toda preocupacion y mira la sonrrisa de un niño, veras la pureza, todo la hermosura de un ser que esta en contacto total con su alma pura. Esa es la sensacion que puedes tener cuando miras dentro de ti y dejas salir ese yo interior que es toda felicidad.