El término trailer (similar al término remolque en inglés) viene de que originalmente se mostraban al final de las proyecciones de largometrajes.[3] Esta práctica no duró mucho, ya que los clientes tienden a abandonar la sala después de terminar las películas, pero el nombre se mantuvo.

Los avances ahora se muestran antes de la película principal. Luego se incorporaron a las tandas publicitarias de televisión y de cine, y a sitios web en formato de clips de vídeo.

Además de ello, estos avances generalmente cuentan con derecho de autor, y hay fechas pre-promocionadas por los productores de la película. Estas sipnosis o promociones en muchos casos también son proyectadas al comienzo de la propia película.