una vez empiezas es muy difícil pararlas

Es la manera más fácil de huir a la boca del lobo.

Mentíras os odio