Un salero es un recipiente que no sólo se coloca en la mesa para servir sal al gusto, sino que se emplea en la cocina para sazonar los alimentos. Habitualmente, forma pareja con el pimentero, del que sólo se diferencia en el número o diámetro de los orificios de salida. CaracterísticasEditar Por lo general, cuenta con dos componentes: El recipiente propiamente dicho; Un tapón con orificios por donde se vierte el contenido.