37

La utilidad de las piedras como material alternativo

   Las piedras han sido utilizadas de manera competitiva a lo largo de la Historia de la humanidad, no solamente como elemento de lanzamiento, sino también como utensilio de arrastre o levantamiento, que mejorase la fuerza aumentando sus tamaños y pesos.

    En la modalidad de levantamiento se ha llegado a alcanzar más de los 200 kilos de peso levantados por una sola persona. Estas piedras suelen tener forma esférica, cilíndrica o cúbica, y existen muchas modalidades y formas diferentes de utilizarlas. Su origen se piensa que deriva del trabajo en las canteras y aún hoy en día encontramos multitud de ejemplos de su empleo en casi todos los pueblos y países, siendo los más destacados los practicados en diversos cantones Suizos y los del País Vasco ("Arrijasoketa").

    Otra variedad de piedra utilizada como elemento competitivo y tal vez la más deportiva, es la empleada para la práctica del “Curling”, aunque también se le conoce con el nombre de “Stone”, "Juego de la Escoba", o "Juego del rugido" (Por el ruido que hace la piedra al deslizarse sobre el hielo). Con respecto a la piedra utilizada en este deporte, su uso se remonta al siglo XVI, puesto que en Perth (Escocia) se conserva una piedra de competición en la que se puede observar una inscripción con la fecha de 1511; desde entonces hasta nuestros días poco ha variado la piedra utilizada para su práctica, consistente en una roca submarina oscura que sólo se encuentran en la isla de Alisa Craig, Carsphairn Reds, Crawfordjohns o Burnocks, todas en Escocia, de granito pulido, con base plana y en forma de disco, con un peso de 19 kilos, una circunferencia menor de 91'4 cm y una altura mínima permitida de un octavo de la circunferencia máxima. Normalmente una de las caras de la piedra está diseñada para ser usada sobre hielo duro, y la otra para superficies más suaves. El asa de metal por la que se pone en movimiento la piedra es desmontable y se puede cambiar según la cara que se utilice. En los bordes de la piedra se coloca una banda de metal para que resista los golpes que pueda recibir al chocar con otras piedras.