Hola, he encontrado una noticia interesate sobre: Piratería!!

El 1 de enero entró en vigor la reforma de la Ley de Propiedad Intelectual (LPI), conocida sobre todo por la denominada tasa Google (la compensación económica que los agregadores de contenidos deben abonar a los editores de medios de comunicación por enlazar a sus noticias) y por el descontento que ha generado entre las industrias culturales y, más concretamente, entre las entidades de gestión de derechos de autor. Pero en dicha reforma se modificaba, además, el mecanismo de la Comisión de Propiedad Intelectual, el organismo dependiente de la Secretaría de Estado de Cultura cuya Sección Segunda se convirtió en objeto de polémica en los tiempos de la Ley Sinde por su capacidad para cerrar aquellas páginas web que facilitasen enlaces a contenidos protegidos por derechos de autor. La Comisión es una de las tres patas legales del sistema de lucha contra la piratería (las otras son la vía civil y la penal) del que disponen los titulares de derechos de autor. Sin embargo, en estos dos meses que han pasado desde la aprobación de la LPI las entidades de gestión sólo han formulado un par de denuncias a la Sección Segunda, según confirman a este periódico fuentes del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte.

Estas fuentes califican de "sorprendente" la ausencia de denuncias por parte de las entidades y señalan la conexión existente entre esta falta de solicitudes y el rechazo a determinados aspectos de la Ley de Propiedad Intelectual, como la asignación de la compensación por copia privada (lo que antes era el canon digital) a los Presupuestos Generales del Estado (lo cual ha supuesto un descenso en la cantidad desde los 100 a los cinco millones de euros) y una mayor injerencia del Gobierno en la gestión de las entidades. "Siempre se pueden hacer críticas hacia la Administración, pero no pueden ser críticas que vayan en contra de sus intereses, que son los de sus representados, los autores", lamentan estas mismas fuentes.

En el horizonte aparece la temida posibilidad de volver en abril a la lista negra de Estados Unidos

Esta falta de iniciativa por parte de las entidades se interpreta también desde el Gobierno en una clave de calendarios: en abril se produce la revisión de la denominada lista 301, elaborada por la Agencia de Comercio de EEUU con los países donde la piratería tiene un mayor impacto en los intereses económicos estadounidenses. Según este planteamiento, las entidades estarían presionando para que España volviese a esta lista por no aplicar correctamente las leyes antipiratería. "Pero no podemos aplicarlas si no nos dejan", se escudan desde el Ministerio. "Además, en declaraciones que han hecho públicas, dicen que prefieren una mala ley bien aplicada a una buena ley mal aplicada". Siguiendo con los calendarios, hoy se presenta el Informe anual del Observatorio de Piratería y Hábitos de consumo culturales, que probablemente presente un panorama muy negativo y especialmente crítico con la gestión del Gobierno en los asuntos de propiedad intelectual…. Mas información en el siguiente enlace: http://www.elmundo.es/cultura/2015/03/09/54fd7854268e3ec74b8b458f.html