Un animal no es un juguete, es un ser vivo que tiene necesidades de comida, cuidado y sobre todo respeto. Dejar un ser vivo como un juguete ante un niño que no tiene conciencia de ello muchas veses lleva a que el niño lo maltrate sin querer. Es una excelente oportunidad para enseñar inter-relaciones, a dar cariño y enseñar la disciplina que se requiere para cumplir con lo que necesita ese ser vivo. Ahi es donde podemos intervenir....