14

Cómo curar un orzuelo con remedios caseros

Un buen remedio contra los orzuelos es aplicar compresas humedecidas en agua caliente sobre la protuberancia. Repite esta operación varias veces al día para disminuir la hinchazón y, a la vez, el dolor.

Aunque algunos pudieran pensar que la aplicación de frío o hielo puede ayudar a desinflamar el ojo, lo cierto es que, al tratarse de un pequeño bulto de grasa, deberemos optar por el calor para que el orzuelo "madure" y reduzca así su tamaño 

Otro remedio casero contra el orzuelo -o 'anzuelo', mal llamado por algunos- que ha ido pasando de boca en boca consiste en buscar un objeto de oro, como puede ser un anillo o alianza, frotarlo sobre un trapo o alguna prenda de ropa para que se caliente y entonces colocarlo sobre el orzuelo. Una variante escalentar una cuchara, dejarla enfriar un poco y colocarla sobre el bulto.

Aunque pueda parecer una acción sin sentido, lo que estaremos consiguiendo es el mismo resultado que en el caso anterior, es decir, la aplicación de calor sobre el orzuelo.

Otro buen remedio casero para combatir los orzuelos es usar bolsas de té o manzanilla, que deberás humedecer y colocar sobre el ojo durante unos 10 minutos. Y es que esta hierba medicinal cuenta con una infinidad de propiedades beneficiosas para el organismos, entre las que encontramos su poder antiinflamatorio y antiséptico. De este modo, impediremos la proliferación de las bacterias causantes del orzuelo, así como contribuiremos a la reducción del bulto.