Los ingredientes para 6 personas

2 claras de huevo, 4 yemas, 100 gr. de azúcar, 400 gr. de mascarpone, 200 gr. de bizcochos de soletilla, 175 ml. café, 200 gr. de chocolate negro, cacao en polvo para espolvorear. 

Después, montamos en un un recipiente las claras a punto de nieve con el utensilio de varas y reservamos. En otro recipiente grande batimos las yemas con el azúcar hasta que tenga una consistencia espumosa. En este momento le vamos añadiendo el mascarpone poco a poco y seguimos batiendo. Le añadimos las claras montadas y mezclamos bien.

Después, montamos en un un recipiente las claras a punto de nieve con el utensilio de varas y reservamos. En otro recipiente grande batimos las yemas con el azúcar hasta que tenga una consistencia espumosa. En este momento le vamos añadiendo el mascarpone poco a poco y seguimos batiendo. Le añadimos las claras montadas y mezclamos bien.

Después, montamos en un un recipiente las claras a punto de nieve con el utensilio de varas y reservamos. En otro recipiente grande batimos las yemas con el azúcar hasta que tenga una consistencia espumosa. En este momento le vamos añadiendo el mascarpone poco a poco y seguimos batiendo. Le añadimos las claras montadas y mezclamos bien.

 

En el molde que queramos, normalmente se utiliza uno de rectangular, ponemos una capa de bizcochos de soletilla en el fondo y empapamos de café (aquí se le puede poner también un poco de licor, de amaretto por ejemplo). Los cubrimos con una capa de la crema de mascarpone y rallamos chocolate negro por encima. Hacemos lo propio con otra capa de bizcochos y finalizamos con una de crema de mascarpone con cacao espolvoreado por encima.

Ponemos en la nevera unas 3 horas para que quede consistente.

Tiempo de elaboración | 4 horas
Dificultad | Media