Leganés es un municipio y una ciudad española que forma parte de la Comunidad Autónoma de Madrid. Se encuentra dentro del Área Metropolitana de Madrid y está situada a once kilómetros al sudoeste de la capital. Su población es de 188.691 habitantes (INE 2014),1 lo que la convierte en la quinta localidad madrileña más poblada y en la trigésimo tercera más grande del país.

 

Está ubicada en una llanura de la Meseta Central de la península ibérica, atravesada por el cauce del arroyo Butarque, afluente del río Manzanares. Limita al norte con los distritos madrileños de Carabanchel y Latina, al oeste con Alcorcón, al este con Getafe y el distrito de Villaverde, y al sur con Fuenlabrada.

 

Fue fundada en 1280 como «Legamar» durante el reinado de Alfonso X el Sabio,2 aunque años después se adoptó el topónimo actual, y en 1345 se incorporó como aldea al alfoz de Madrid. En 1627 se convirtió en una villa de señorío, cuando el rey Felipe IV creó el marquesado de Leganés, y se mantuvo como tal hasta que en 1820 fueron abolidos los privilegios feudales.

 

A mediados del siglo XX, y al igual que otras localidades cercanas a Madrid, experimentó un gran crecimiento demográfico por la inmigración de otras regiones españolas. Entonces estaba considerada una ciudad dormitorio, ya que la mayoría de los residentes trabajaban en la capital. No obstante, con el paso del tiempo ha desarrollado una oferta propia de servicios públicos, industrias y comercios.

 

La importancia de esta localidad proviene de edificios históricos como el antiguo Hospital Psiquiátrico de Santa Isabel, abierto en 1851 como uno de los primeros manicomios del país;3 el Cuartel de las Reales Guardias Valonas, diseñado por Francisco Sabatini en el siglo XVIII y que hoy es utilizado por la Universidad Carlos III de Madrid;4 su patrimonio eclesial, en el que se incluye la ermita de Polvoranca y un retablo barroco de José de Churriguera,2 y la mayor parte del parque de Polvoranca, una de las zonas verdes más grandes de la provincia de Madrid.

 

Entre 1551 y 1554, el infante Juan de Austria residió en Leganés bajo los cuidados de Ana de Medina, esposa de uno de los músicos de la corte y que poseía tierras allí