El amor es como una sonrisa, ya que ninguno de ellos puede exteriorizarse con la boca o el corazón cerrados.
Creo firmemente que no debemos limitar al amor.
Podemos amar al mismo tiempo a personas muy disímiles, si bien con cada una de ellas compartamos una faceta de ese amor.
Quiero y necesito seguir cultivando al amor, sin términos medios, sin obsesiones, sin carencias, sin apresuramientos, sin ingratitud, sin protocolos, sin contratos, sin desconfianza, sin sermones, sin apatía, sin culpa.
Quiero, que ese amor que tengo y que brindo, fuera como una caricia, como un ensueño del que solo se puede despertar para percibirlo convertido en realidad, como algo inmortal, donde no exista el espacio ni el tiempo...
Que le otorgue vida a quien lo reciba.
Quiero valerme de la palabra “Siempre “sin temor a equivocarme, para que siga existiendo en un alma, en la tuya, la mía, la nuestra… Quiero expresar que amor, es más que un sentimiento, que una palabra, que una sensación, que una utopía…
El amor, para mi es una manera de vivir…