ESPECIALMENTE DEDICADO A ALGUNOS QÚE TENDRIÁN QÚE RECOGER VARIAS ALMOHADAS:
Había una vez un hombre que estuvo contando mentiras sobre un buen hombre del pueblo, con el tiempo áquel chismoso se dío cuenta de su mal proceder, fúe a pedirle perdón al buen hombre y le pregunto como podia corregir el error? El buen hombre le pidio una sola cosa: tenía que agarrar una almohada, abrirla con un cuchillo y esparcir al viento las plumas que tenía dentro...
El chismoso se quedo extrañado pero decidio complacerle, luego volvio a ver al buen hombre y le preguntó: ¿ya estoy perdonado?
El buen hombre respondió: Primero tienes que ir a recoger todas las plumas!!
Pero eso es imposible¡ el viento ya las ha dispersado!! protestó el chismoso!!
Pues igual de imposible es deshacer el daño que has causado con tus palabras, concluyo el buen hombre!!

MORALEJA.... Una vez que dejamos salir palabras, no podemos recuperarlas , y a menudo nos resulta imposible arreglar el daño que causan, por eso antes de contar cualquier cosa sobre alguien debemos recordar que estamos a punto de soltar: "PLUMAS AL VIENTO"