Con la presencia de autores portugueses y españoles, entre el 14 y 15 de marzo se llevó a cabo el festival “Iberian Suite” en el Kennedy Center de Washington, organizado por Marie Arana. La última mesa fue un panel con seis autores que muestran la diversidad en temas y voces de la literatura contemporánea en nuestro idioma: César Aira, Juan Gabriel Vásquez, Javier Cercas, Carmen Boullosa y Alonso Cueto. Justamente este último, el peruano Alonso Cueto,comentó una mesa redonda llevada a cabo antes sobre autores de origen hispano que escriben en inglés, como Esmeralda Santiago, Francisco Goldman, Cristina Henríquez y Achy Obejas. Cueto resume así lo que dijo Francisco Goldman, escritor americano de origen guatemalteco, sobre el compromiso de los escritores con su continente, identidad y cultura: “el único deber de un creador es precisamente la aventura, la libertad de escribir sobre lo que quiere y no sobre lo que “debe”. Ningún verdadero escritor es un propagandista o un promotor consciente de su cultura.”

El impresionante éxito que tuvo Milena Busquets el pasado octubre en la Feria del Libro de Frankfurt, con más de 30 traducciones vendidas de su primera novela También esto pasará, ha conseguido que su agente literaria Anna Soler-Pont (Pontas Agencia Literaria)integre la shortlist de la Feria Internacional del Libro de Londres para el premio “Mejor agente literaria internacional”, que se entrega por segunda vez. La lista se completa con Nicole Witt (Literarische Agentur Mertin Inh., Germany), Pierre Astier (Agence Astier-Pecher, France) y Tom Colchie (Thomas Colchie Agency, USA).

A propósito de premios, Lila de Marilynne Robinson fue la ganadoraen la categoría ficción del National Book Critics Circle como mejor obra del 2014. Desde el principio era la favorita; desde hace años es una de las voces más importantes de la narrativa actual norteamericana, aunque en el mundo hispano aún su presencia pasa algo desapercibida.

 

He aquí una buena historia: Roy Cockrum era un actor mediocre pero con altas aspiraciones que un día vio una puesta en escena maravillosa en Londres y pensó que si algún día le caía algo de “pasta”, iba a hacer algo para elevar el nivel de las producciones independientes en Estados Unidos. Y sucedió que un día ganó la lotería, 153 millones de dólares, y cumplió su promesa creando la Fundación Roy Cockrum. Por otra parte, Robert Falls es el director artístico del teatro Goodman en Chicago. Estaba paseando en el 2006 por Barcelona y le llamó la atención un poster que anunciaba de la edición de bolsillo (se veía cientos de cruces de color rosa) de 2666, la novela de Roberto Bolaño cuya traducción al inglés ha sido un éxito. Falls leyó las casi 900 páginas del libro y quedó fascinado con Bolaño, hasta el punto de decidir hacer algo casi imposible: resumir los tres tomos en una obra que durase cinco horas. Los caminos de estos dos extravagantes soñadores finalmente se cruzaron, Falls le comenta a Cockrum su proyecto y este decide apoyarlo por completo. Ya se anunció la adaptación teatral para el periodo 2015-2016 del teatro Goodman. Cockrum, por su parte, dedica el tiempo libre que le ha dejado el volverse millonario a seguir buscando obras independientes para apoyar y terminar de leer 2666 de Roberto Bolaño.

 

Fuente: elpais.com