Da gracias a la vida por el amor que encontraste, pues mañana ya no lo tendrás.
Por el canto de las aves, el verdor de los montes, la risa de un niño, la luz de los ojos amados, porque será lo único que te quede al final de los días.
Conoce la dicha de agradecer lo bello que te dio el destino. Este fin de semana, trata de tomar tiempo para ti mismo. Aunque sea sólo un momento para hacer algo que te haga feliz!