Cuando estés molesto
Jamás uses o digas palabras que ofendan a tus amigos o a tus seres queridos,
porque no puedes cambiar lo que haces sentir con tus palabras.

No uses malas o hirientes palabras cuando estes de mal humor,
porque vas a tener muchas oportunidades de cambiar tu mal  humor,
pero nunca vas a tener oportunidad de cambiar las palabras que dijiste.