La empresa originalmente llamada "Gebrüder Dassler Schuhfabrik" fue fundada por Adolf "Adi" Dassler, en los comienzos de la década de 1920 en Alemania junto con la ayuda de su hermano Rudolf Dassler. Confeccionaban zapatillas y pantuflas sin marca adquirida, y también calzado con clavos para deportistas. Adi era el artista introvertido y Rudi el encargado de relaciones públicas. Ambos lograron colocar sus productos en el equipo alemán de atletismo. Pero el golpe maestro fue fichar a Jesse Owens, el atleta que deslumbró en los Juegos Olímpicos de Berlín en 1936.[2]

Durante la guerraEditar

Para la época de la Segunda Guerra Mundial, la fábrica se transformó, como muchas otras, en proveedora de la Wehrmacht. Aparte de botas militares, produjeron el famoso Panzerschreck, el lanzagranadas alemán. Rudi fue movilizado, mientras que Adi permaneció en Alemania. Y ahí comenzaron los problemas. Durante la ocupación estadounidense el negocio volvió a prosperar, gracias a la devoción de estos por el deporte. Pero Rudi fue llamado a explicar sus conexiones con el Partido Nazi y las Waffen SS, y se convenció de que su hermano lo había delatado.