El modelo espiritual,  dice: Existimos como almas y las almas son extremadamente amorosas son como Dios,  y este mundo es eterno,  por tanto su amor es eterno.  Viene a este mundo físico y se asocia con el cuerpo. Pero aun así,  el alma permanece como alma, y el amor solo es posible de alma a alma.