8

El Verdadero Espiritu de la Navidad

Mi Queridos Lectores esta semana quería aprovechar para hablarles un poquito de mis sentimientos en esta Navidad que se acerca 

Es mi segunda Navidad lejos de mi casa pero en realidad jamás me he sentido más cerca de mi verdadera casa. De nuestra verdadera cada. En este tiempo de Navidad he podido recordar quienes realmente somo, Hijos de Un Padre Celestial muy amoroso que espera que volvamos con honor a casa igual que ustedes me esperan o esperan a que alguien vuelva de su misión. En verdad aquí en la tierra no estamos más que para cumplir una misión, el de poder tener una familia eterna y poder hacer méritos y ganarnos un lugar al lado de nuestro Padre Celestial. Todos prometimos eso mismo a nuestro Padre, que regresaríamos. Y por eso es tan importante esta fecha, y por eso es tan importante celebrar el cumpleaños de alguien que nació hace tanto tiempo y que aun seguimos recordando: nuestro Hermano Mayor Jesucristo. Solo hay una razón por la que es el tan importante y es porque gracias a el podemos lograr el objetivo de haber venido a esta tierra, volver a vivir con Dios pero ahora junto a la familia que hemos formado. Por supuesto ahora hay mucha gente que no piensa eso, porque hay alguien que no desea que lo logremos y nos distrae en esta fiesta tan importante con regalos, compras, cenas.. cuando lo único que deberia importarnos ahora es poder estar con nuestras familias y que todos puedan saber que es eso lo que más importa, la familia. Fue por eso que Dios nos regaló a su hijo más preciado, fue por eso que Nuestro Hermano sacrificó su vida, para que nosotros podamos disfrutar la nuestra. Estoy muy agradecida po poder saber que Jesucristo es mi Salvador y que me ama. Que gracias a el, no importa que pase en esta vida porque podemos ser felices. Si aun ustedes no lo han descubierto les invito a poder hacerlo. A poder descubrir el Regalo que Dios nos ha dado. El primer regalo. Jesucristo es el Regalo. Descubranlo, aceptenlo y compartanlo tal como nos ha invitado a hacer nuestro amado Profeta.

Con amor su amiga Karen Castillo