Historia

 

Conquista

 

Los primeros expedicionarios llegaron a un lugar que llamaron “El Valle de las Lanzas”,3 donde fueron detenidos y desviados por las tribus nativas, que negaron el paso al conquistador, iniciando ahí una cruel guerra que duraría sesenta años y costaría cuatro mil hombres españoles y cuarenta mil indios.4 Dirigieron la resistencia indígena Titamo, el cacica de Ambi-Ana, gobernante de la cuenca del río Cuello, y el cacica de Cucu-Ana, Quicuima, gobernante de la cuenca del río Cucuana, quienes hostigaron y combatieron en varios encuentros el paso de Andrés López de Galarza, miembro de la real cámara de castilla en Madrid, tesorero de la real audiencia y hermano del Oidor de la Real Audiencia de Bogotá, Juan López de Galarza. El continuo ataque de los nativos, obligó a López de Galarza a pedir refuerzos que llegaron al mando del Capitán Melchor Valdés, «...pues compraban cada palmo de tierra que iban ganando con sangre y vida de soldados e indios amigos que llevaban de servicio.» (Fray Pedro Simón)

Sin hacer diferencia fueron obligados a trasladarse hasta alcanzar una apartada meseta en la región llamada Ana-Ima (Anaime) territorios Kala-ana actual Cajamarca. Allí fue fundada la villa de San Bonifacio de Ibagué el 14 de octubre de 1550 por el capitán español Andrés López de Galarza.5 Pero los constantes ataques de los Pijaos, comandados por el cacique Calarcá, motivan su traslado a orillas del río Combeima el 7 de febrero de 1551, sitio que actualmente ocupa.6 Para el año 1562 el encomendero del fuerte de San Bonifacio, Capitán Domingo Lozano, inicia desde Ibagué la pacificación de los pijao de “Turibio de los Paeces” con la colaboración de Diego de Bocanegra y su campaña exitosa fue premiada con la encomienda de los Paeces. Hasta principios del siglo XVII y para 1602 Ibagué no fue más que un fuerte conquistador para la protección de la encomienda de Gaspar Rodríguez del Olmo bajo el asedio de los nativos pijao. El 28 de octubre de 1602 se produjo un asalto pijao para recuperar algunas indias que habían sido secuestradas por los conquistadores para su servidumbre en el fuerte de San Bonifacio.7 Luego por las continuas quejas de los regentes del fuerte de San Bonifacio de Ibagué, la Real Audiencia de Santafé de Bogotá decreta por Auto del 22 de noviembre de 1602: Esclavos a los pijao por diez años, momento para el cual Ibagué alcanzas importancia militar como la vanguardia para la guerra contra estas gentes. Las primeras campañas desde este fuerte las realiza sin mayor éxito Gaspar Rodríguez del Olmo entre junio y agosto de 1603. Muchos capítulos de guerra enmarcan a Ibagué entre los años 1603 a 1609 con hechos históricos como los asaltos Pijao dirigidos por el mohán y cacica de Kimba-Ana Calarca sobre el fuerte de San Bonifacio.

Colonia

 

En tiempo se la colonia la ciudad de Ibagué se pierde bajo la seguridad de una pequeña colonia de súbditos de la corona española en poblados de criollos, mestizos y castizos usados para la explotación de las encomiendas. Para el caso de Ibagué correspondía a la explotación minera de oro de aluvión del río Combeima que se benefició hasta ser agotada. Esta región es rica en yacimientos de este metal por su localización frente e los volcanes: Nevado del Tolima y Cerro Machín. Durante la colonia, en la región tuvo mayor preeminencia Mariquita, por ser el lugar de acopio de las explotaciones de oro de la región al ser escogido por la corona española por su situación geográfica y la riqueza de sus minas de oro y plata además de ser el punto de partida del camino que se usó durante más de dos siglos para subir a Santafé y a otros poblados. En 1782 el científico español José Celestino Mutis, dentro del programa de la Expedición Botánica que tenía sede en Mariquita, visitó a Ibagué y adelantó algunos estudios sobre la flora del lugar.

 

República

 

Entre 1857 y 1887, con el caos político imperante, se agudizaron las pugnas de los centros urbanos más prósperos de turno por ser la sede del gobierno estatal. Durante estos treinta años Natagaima, Purificación, Guamo, Ibagué y Honda llegaron a ser capitales. En 1854 se reunió en Ibagué el Congreso Nacional bajo la presidencia de los senadores Pedro Fernández Madrid y Salvador Camacho Roldán, para juzgar al presidente José María Obando y encargar del poder ejecutivo al vicepresidente José de Obaldía ocurrió esto en el Edificio Nacional donde se convocó años atrás en 1811, el Congreso de las provincias unidas de la Nueva Granada presidido por Camilo Torres Tenorio, denominado "el verbo de la revolución" y hoy están las oficinas de la Dirección de Impuestos Nacionales. En tales condiciones, Ibagué fue capital de la República. Ibagué tomó la delantera solamente a partir de la década de 1880, cuando aumenta su población debido a las migraciones causadas por el atractivo auge minero que se dio en la periferia montañosa. Se activa su economía y en 1887 es declarada capital del Tolima Grande y en 1905 del actual Tolima y sede del gobierno eclesiástico y donde resaltan personajes como Tulio Varón general de las fuerzas revolucionarias liberales, que defendieron de los ataques de los conservadores en la Guerra de los mil días en el valle del Tolima que para la época llamaban “el plan del Tolima”.

Después de 1930 da el primer salto brusco en su crecimiento demográfico e inicia su lenta transformación de villa a ciudad. El siguiente incremento notable de población ocurre a mediados del siglo XX con el éxodo campesino que provocó el fenómeno conocido como "La Violencia", caracterizada por el enfrentamiento entre los dos partidos históricos colombianos, vivida con especial intensidad en la región. Ibagué.

Cultura

 

En 1995 el escritor Álvaro Mutis, que aunque nacido en Bogotá es considerado tolimense por cuanto buena parte de su obra se desarrolló en una finca cafetera vecina a Ibagué, recibió el doctorado honoris causa de la Universidad del Tolima. El hilo conductor de la obra poética de Mutis sirvió de base para una obra escrita por el profesor Libardo Vargas y musicalizada por maestro César Augusto Zambrano, que se presentó en concierto ofrecido a Mutis por la Orquesta y el Coro de Cámara de la Universidad.

Un escritor destacado es James Cañón, autor de La Aldea de las Viudas (Tales from the Town of Widows). Nacido y criado en Ibagué, Cañón emigró a Nueva York a mediados de la década de 1990 para estudiar inglés. Su novela fue escrita originalmente en inglés, el segundo idioma del autor, y ha sido traducida a 8 idiomas y publicada en más de 20 países. En la primera mitad del siglo XX fue creado un Centro de Historia fundado por Víctor A. Bedoya, Manuel Antonio Bonilla y Alberto Castilla Buenaventura, al cual ingresaron años después Ismael Santofimio Trujillo, Lucio Huertas Rengifo, Rubén Serna Giraldo y Horacio Ferreira Parra. También se destacó la actividad literaria que giraba alrededor de las poetisas María Cristina Rivera Rojas y María Cárdenas Roa, conocida por el seudónimo de Luz Stella.

Igualmente merecen mención la Academia de Historia del Tolima, que nació en 1980 bajo la presidencia del historiador Josué Bedoya; el Museo de Arte del Tolima fundado en 2003 por el conocido artista ibaguereño Darío Ortiz Robledo y los capítulos locales de la Academia Colombiana de Jurisprudencia y de la Academia Nacional de Medicina. Ibagué en el año de 2008 el alcalde Jesús María Botero logro que Vitoria (España) se consolidara como la ciudad hermana de la ciudad del departamento del Tolima. Ibagué es una de las primeras ciudades de Colombia en incorporarse al proyecto consejos de juventudes que inicialmente seria en la ciudad de Medellín. Este proyecto manejado directamente desde la consejería de la presidencia de la república para la juventud y la mujer, y junto a la gobernación de Tolima encabeza de Óscar Barreto tiene como fin trabajar temas de políticas públicas y participación juvenil en Ibagué.

Música

 

Con los gritos republicanos en la Gran Colombia y por los cambios culturales del enciclopedismo en Europa, acompañada de la afición musical que tenían mestizos y criollos, resulta la música un factor impulsor para la cultura de su cabecera municipal. Que después de doscientos años logra plasmar en cultas partituras los felices aires musicales nativos con danzas como el bambuco, el bunde tolimense, la rajaleña y el sanjuanero o hacer impronta en valses con nuevos ritmos como pasillos y guabinas. Transitaban por las rutas de las Américas rebeldes Europeos con ideas republicanas e ilustrados en las florecientes artes de la pintura, literatura, y música europea. En 1886, es visitada por un súbdito francés conocido como el Conde Gabriac, quien la bautizó "Ciudad Musical" al darse cuenta de la importancia que sus habitantes le daban a la música y el talento de sus artistas. Aparece después de esto un gusto musical, en la naciente aristocracia de la ciudad, que impulsa la aparición de escuelas de música que a la postre daría origen al Conservatorio de Ibagué, el Conservatorio del Tolima y los famosos e inolvidables Coros del Tolima hoy como Corporación Coros del Tolima quienes reviven su historia gracias al maestro Jairo Alberto Bocanegra Peña quien en la época de gloria de esta gran agrupación coral fuera uno de sus mas destacados integrantes y consentido por Doña Amina Melendro de Pulecio, hoy el maestro Bocanegra y su entorno familiar respaldados por ilustres tolimenses defienden y reviven el legado de Doña Amina y este gran patrimonio de Colombia que ilusos tolimenses en la década del 90 acabaron con la entonces agrupación coral pero no con su historia para seguir cantándole a Colombia y al mundo.

Se realiza en Ibagué el Festival Nacional de la Música Colombiana y el Concurso Nacional de Duetos “Príncipes de la Canción” estos que busca

resaltar, impulsar y estimular las manifestaciones artísticas que llevan a la conservación de la música colombiana En el marco del Festival Nacional de la Música Colombiana.

También se celebra en la Semana Santa o Semana Mayor, el Festival de Música Sacra que invita a este tipo de música en conciertos celebrados en las diferentes iglesias o templos religiosos. En 2001 fue creada la Orquesta Sinfónica Iberoamericana para la celebración de los 182 años de Ejército de Colombia y desde entonces se ha venido presentando en varios escenarios del país e internacionalmente, llevando mensajes de concienciación, amor y paz con Fe en la Causa a través de las voces de sus solistas y los versos de sus canciones, invitados por la Presidencia de la República, El Gobierno y la empresa privada.

Ibagué también recibe el nombre de capital musical de Colombia debido a su salón musí cultural, que recibe el nombre de salón Alberto Castilla. También recibe aquel nombre por que ha sido la cuna de famosos cantantes y músicos.

 

Festival Folclórico Colombiano

 

Uno de los eventos culturales más reconocidos e importantes Colombia es el Festival Folclórico que se realiza cada año en esta Capital, en el mes de junio, entre las fiestas de San Juan y San Pedro. En estas fechas, la ciudad se viste de Fiesta, de Color, de Música, de Conciertos, Juegos Pirotecnicos, desfiles, las plazas y los parques se convierten en los mejores escenarios musicales donde la gente baila al son de los tradicionales ritmos andinos: sanjuaneros, bambucos y pasillos y los bares y discotecas de la Zona Rosa de la ciudad sacan su mejor cara.

El Festival Folclórico de Ibagué nació en el año 1959, como una propuesta cultural, con el propósito de estimular esos valores tradicionales autóctonos y culturales de la ciudad y subrayar su auténtico carácter musical.

Hoy en día, el Festival Folclórico es la actividad cultural desarrollada de forma permanente más antigua y representativa del departamento del Tolima Y Colombia, en materia de música y de folclor con 41 años de historia.

Entre lo más destacado de este importante Festival sobresalen: La elección y coronación de la reina Nacional del folclor que se realiza en la concha acústica de la ciudad y donde cada una de las candidatas muestra una pequeña parte de folclor de cada uno de sus departamentos ya sea con baile, canto o tocando un instrumento autóctono de su respectiva región. otra actividad destacada es el Festival de Festivales que se realiza de igual manera en la concha acústica y consiste en que cada uno de los departamentos mande una delegación que haga una representación de la cultura del departamento, también se realiza la noche de fantasía en la que se hace la tradicional quema de pólvora en el estadio de la ciudad. cabe destacar que antes de la elección de la reina se realiza durante la mañana el desfile Nacional del folclor donde se presentan cada una de las reinas con su respectiva carroza y delegación de baile.