Hay muchas historias de latinos, historia clásica de alemanes e ingleses, los dos, se pararon uno frente al otro, los dos con armas. Pasó un italiano corriendo en medio de ellos, se miraron el Alemán y el Inglés   se miraron y  se rieron y ese día no paso nada. Eso somos los latinos.

Pero si tenemos una creatividad que nadie más tiene,  tenemos una capacidad de ver en nuestra mente que nadie tiene y esa capacidad que es única y en vez de poner tapa ojos que es muy difícil, es fácil transformar esa imaginación en sueño. Esa idea bonita de tener mi empresa propia, de hacer algo personal, de transformar mi carrera, un día ese sueño tiene que llegar a ser más elevado llegar a ser una visión.