El turrón es un dulce que no puede faltar en la mesa cuando llega la Navidad. A pesar de que actualmente se come en muchos países del mundo, su origen lo encontramos en España y es en este país donde se concentran las mayores regiones productoras de turrones. Es por esto también que las variedades tradicionales y más conocidas de turrón reciben el nombre del lugar de donde proceden y se producen. De esta forma, el llamado turrón de Alicante es el turrón duro de almendras cubierto con obleas. Para que tú también puedas convertirte en un maestro/a turronero como los alicantinos, en unComo te explicamos cómo hacer turrón de Alicante o duro.

Tiempo de preparación: Más de 2 horas

Ingredientes


  • 120 g de almendras Marconas
  • 40 g de miel
  • 2 claras de huevo
  • 60 g de azúcar
  • Obleas

Instrucciones


  1. Lo primero que deberás hacer para preparar turrón duro o de Alicante es tostar las almendras, el ingrediente estrella. Puedes hacerlo al horno o en una sartén sin aceite (para que no queden grasientas). A diferencia del turrón de Jijona o blando en el que se usa almendra molida, para el turrón duro usaremos almendras enteras.

  2. Una vez hecho esto, calienta la miel en una cazuela a fuego muy lento al menos unos 45 minutos, para que se evapore toda el agua.

  3. Añade el azúcar a la olla y ve removiendo con una cuchara de madera.

  4. Por otro lado, para preparar el turrón duro, deberás batir las claras de huevo a punto de nieve y añadirlas a la mezcla cuando estén espesas.

  5. Seguidamente, mezcla bien la pasta y vierte las almendras que ya has tostado y pelado previamente.

  6. Para que el turrón duro quede bien rico, tendrás que remover la pasta hasta que esté bien uniforme y adquiera la consistencia adecuada.

  7. Coloca una oblea en el fondo del molde, añade la masa obtenida y cúbrela con otra oblea.

  8. Deja enfriar el turrón de Alicante durante varias horas o toda una noche, y es así como se convertirá en un buen turrón duro que podrás disfrutar como postre navideño.